Emprendedor – Su camino y los principales errores

Emprendedor – Su camino y los principales errores

Emprender no es nada fácil y mucho menos cuando te encuentras solo, emprender es la tarea más difícil sobre todo porque al principio lo único que vas a tener es la incertidumbre, es esa incertidumbre de no saber si vas a lograr vender o si vas a lograr despegar o si vas a lograr los objetivos que tienes en mente.

Y la única certeza y seguridad que tienes  muchas veces es la de los gastos que hay que cubrir, pagar el curso que adquiriste sobre marketing digital o sobre SEO, que tienes que cubrir los gastos de tu sitio web y si a lo mejor conseguiste dinero para conseguir todos esos cursos, pues debes generar ese dinero para pagarlos.

Prácticamente eso es lo único que tienes, los gastos y la incertidumbre, muchas veces les pasa a muchos emprendedores, que inician un negocio y una de las primeras cosas con las que se van a encontrar además de esta incertidumbre es el querer tener TODO perfecto.

Sin darse cuenta te pierdes en el diseño de tu sito web, te pierdes en el frontpage de tu sitio, que si… vas a poner ahí una landing page, que si debe tener un lead magnet, que si los colores, que si tu logo, que si tu nombre, vaya… son muchísimas cosas pero todas estas cosas no son más que saturación de información, que te desvían del camino y te hacen perder de vista el objetivo principal, en muchas ocasiones  no es otra cosa más que inseguridad expresada de manera inconsciente por la mente.

Muchas de estas cosas sólo te quitan tiempo, te frustran y el subconsciente sabe que el emprendedor tiene  miedo, tiene miedo del éxito, tiene miedo de las críticas, tiene miedo de que no venda nada o no le resulten las cosas, tiene miedo de aventarse solo al vacio,  porque no sabe que va a pasar y está esa incertidumbre.

¿Cómo lo sé?

Porque a mí también me pasó hace muchos años y yo sí fui de las personas que tenía miedo al éxito y en ese momento pensaba ¿Cómo le voy a tener miedo al éxito?, ¿Cómo le voy a tener miedo a ganar miles de dólares o vivir el estilo de vida de mis sueños?, ¿Cómo voy a tener miedo de alcanzar la libertad financiera o de volverme rico?, pero inconscientemente se me había programado para temerle y aunque yo no quisiera, ahí estaba el chip.

En ese momento no sabía cómo empezar a cambiar esta situación hasta que comencé a trabajar en mí, en invertir en mí y fue como conseguí, como logré despegar, como conseguí tener los resultados que quería.

Pero entonces, ¿Cómo supera el estancamiento y la incertidumbre el emprendedor?

Con sencillos pasos:

Elabora un plan de acción

Lo primero es saber hacia dónde vas y a partir de ahí generar un plan de acción, para esto pues debes saber con qué herramientas cuentas y comenzar a construir con lo que tienes en mano,  por ejemplo, aquellos cursos, diplomados, talleres sobre cosas que te van a ayudar a crecer tu negocio como vender en internet, marketing digital,  posicionamiento, diseño, wordpres, autorespondedores, vaya…  pueden ser muchas cosas, todo este tipo de talleres son herramientas externas, son herramientas que vas a juntando, que vas acumulando y así como un carpintero tiene un martillo, tiene clavos, tiene madera, tiene una regla, así en medida que tu adquiriste conocimientos comienza a construir con eso, con lo que tienes.

Para elaborar tu plan de acción sueña en grande,  ten una visión, la visión grande de ese sueño, de dónde quieres llegar,  porque no se trata de quien fuiste o de lo que en éste momento eres, se trata de quien quieres llegar a ser, entonces que tú tengas esa visión de ese sueño tan grande, tan grande que parezca irreal, pero esto se cumple.

Piense en ese sueño tan grande y a partir de ahí, muchas veces cómo lo puedes hacer ir de ese sueño en el futuro hacia atrás, regresar hasta el momento presente, definiendo los pasos que debiste dar para llegar ahí y sabrás las cosas que desde ahora debes hacer para llegar ahí, para llegar a ese momento, mientras vas haciendo ciertos ajustes en el camino.

 

Utiliza todas tus herramientas

¿Cómo empiezas a conectar todas estas herramientas, todas estas experiencias de vida que traes y todo aquello que va sumando y te podría servir?

Empiezan a conectar en el momento que comienzas  a trabajar contigo mismo, muchas veces hay que trabajar sobre tu identidad, las etiquetas impuestas, las creencias limitantes, sobre tus hábitos, muchas veces sobre el plan de acción o desarrollar la visión correcta.

Haz una lista de las cosas que sabes hacer, de las cosas para las que tienes habilidad, que se te facilitan y una vez establecido un plan de acción vas a ver como empiezan a conectar y empiezan encajar estas piezas del rompecabezas, pero es importante que trabajes en tu mente incosciente.

Muchas veces me ha tocado trabajar con gente que yo veo cómo ahí está la manera de hacer dinero y difícilmente no lo ven porque no tienen instalada esa semilla para la prosperidad, para la abundancia, para saber cómo generarlo o por lo menos de la forma en que necesitan hacerlo.

Primero empieza a trabajar en ti, primero comienza a romper las cadenas mentales, primero comienza a eliminar todo aquello que de manera interna te está deteniendo, de lo contrario es como poner en el agua sucia y el agua limpia en el mismo vaso para tomártela.

Poner en el mismo “vaso” todos los frenos inconscientes que tienes y las cosas nuevas que vas a aprendiendo, no es buena idea para intentar despegar tu negocio y tu vida, sin importar tu edad.

 

Cuidado con el entorno

Muchas veces es muy cómodo trabajar desde casa, pero también sin darte cuenta el mismo entorno es el que te detiene, nunca subestimes el poder del entorno y con esto no quiero decir que te salgas de tu casa y rentes una oficina para empezar tu negocio en línea, pero si empezar a tomar en cuenta el entorno.

A veces haciendo un pequeño ajuste es cómo vas a lograr las cosas.

Algunas veces las personas que te rodean no son las más adecuadas para que comiences a tomar impulso, otras veces puede ser el grupo de amigos, el trabajo que tienes, los círculos donde te mueves, incluso la ciudad donde te encuentras.

La forma como organizas tu espacio de trabajo, si respetan ese espacio dentro de tu casa o si les da igual y no tienen respeto por ese espacio.

Un emprendedor generalmente dispone de su tiempo, pero en muchas ocasiones el freno está en el entorno, cuando otras personas creen que tienes todo el “tiempo libre” o que te puedes ajustar a sus actividades o favores porque no dispones de un “tiempo de oficina”, entonces ten mucho cuidado con el entorno.

En cuanto al entorno de tu negocio, muchas veces tienes que dejar de distraerte con demasiadas cosas que parecen importantes pero que no lo son, debes cambiar tu enfoque, pero para esto primero hay que trabajar internamente, trabajar en ti.

 

Elimina lo que no te ayuda

He trabajado con emprendedores que muchas veces se habían encontrado en la misma situación que es… empezar a desarrollar un negocio o una página de internet y por alguna razón no funciona y luego vuelven a empezar  y después lo dejan porque ya se les venció el hosting o porque no lograron los resultados o ya se les juntaron los gastos o por cualquier otra razón, pero al cabo de unas semanas o meses e incluso años,  tienen otra idea nueva, vuelven a empezar  y vuelven a entrar en el mismo ciclo una y otra vez sin poder despegar.

Si a ti te ha pasado alguna de éstas cosas, entonces debes comenzar a trabajar primero contigo mismo, comenzar a trabajar en tu mente, lo demás es externo, son herramientas para tu negocio pero no necesariamente son algo que te ayude a a trabajar internamente, no es algo que va hacer ese “switch”, ese cambio  en tu cabeza.

¿Cómo te puedes dar cuenta de esto?

Bueno, hay mucha gente que sabe y ha visto vídeos de Robert kiyosaki, entiende de que trata la inteligencia financiera, el cuadrante del flujo del dinero o ha leído su libro de “Padre rico, padre pobre”, pero por qué si toda esa gente tiene ese conocimiento ¿Por qué no es rica?, ¿Por qué no es millonaria?, porque internamente, mentalmente cargan con ideas, creencias, identidades, etiquetas impuestas  que les meten el pie una y otra vez y van siendo un freno en su vida que no los deja acelerar, que no los deja despegar.

Entonces, trabaja primero contigo, trabaja en tirar toda el agua sucia del vaso  antes de llenarlo con agua limpia, para que puedas despegar, para que vueles con facilidad, vueles ligero  y todo lo que tienes en mente, todos esos negocios que estas o quieres emprender, despeguen pronto.

Saludos!Omar Arroyo

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *